La mayoría de las personas pasan la mayor parte de su tiempo en su lugar de trabajo, con lo cual, es importante que adoptemos hábitos que nos permitan mantenernos saludables en nuestras jornadas.

En este artículo te damos 6 claves que te permitirán aumentar tu bienestar en el trabajo, así como incrementar tu rendimiento.

1) Coloca el escritorio cerca de la ventana.

Según un estudio llevado a cabo por la Universidad de Northwestern en Estados Unidos, los ratos de luz natural nos ayudan a mantener bajos nuestros niveles de estrés y mantener un buen ritmo de trabajo. Intenta trabajar cerca de alguna ventana siempre que te sea posible, pues te aportará muchos beneficios.

2) Apaga el aire acondicionado y abre las ventanas.

Los aires acondicionados cargan los ambientes y hacen que nuestra capacidad intelectual disminuya. Además, al tener el aire acondicionado encendido hace qe debamos mantener las ventanas abiertas lo cual es un foco de propagación de alergias y virus en la oficina. Te recomendamos abrir las ventanas ya que esto aportará a tu lugar de trabajo una ventilación natural y saludable.

2) Desayuna

Todavía existe mucha gente que sale de casa sin desayunar, y esto es un gran error que puede afectar a nuestro rendimiento y, todavía peor, a nuestra salud.

Si eres de los que dice “prefiero dormir más a desayunar”, olvídalo, pues media hora más de sueño no te compensa la falta de vitaminas que deberías ingerir a primera hora del día. Despiértate antes y prepárate un desayuno abundante y balanceado.

3) Evita los snacks poco saludables.

Todos necesitamos picar algo entre las comidas, sin embargo, acudir a las calóricas máquinas de vending es una mala idea; pues sus alimentos no te aportarán más que calorías vacías y azúcares en exceso. Opta por una pieza de fruta, frutos secos o un yogur, pues esto te estos alimentos te aportarán muchas vitaminas, proteínas y te ayudará a mantenerte saludable.

4) Evita el sedentarismo

Es importante que, en la medida de lo posible, intentes levantarte de tu escritorio de vez en cuando. Visita a tus compañeros de trabajo en lugar de llamarlos o enviarles un email, utiliza las escaleras siempre que puedas, camina mientras estás hablando por teléfono o sal a pasear durante 10 minutos en tu tiempo de descanso.

Mantenerte activo en la oficina no solo te ayudará a mantenerte en forma, también te ayudará a mejorar tu metabolismo y a afrontar tu carga de trabajo con mayor facilidad.

5) Hidrátate

La deshidratación es una de las principales causas de los problemas de cansancio y somnolencia en las oficinas. Si te mantienes hidratado durante tus jornadas de trabajo te sentirás mucho mejor y tu rendimiento aumentará.

6) Coloca bien tu pantalla

Evita el cansancio ocular y coloca tu pantalla de manera correcta. Te recomendamos dejarlo a un brazo de distancia con tus ojos y a la misma altura que tu cabeza.

¿Mides el ausentismo en tu oficina? ¿Qué medidas tomas para disminuirlo?