Page Group es la consultora líder a nivel internacional en la selección de mandos cualificados, intermedios y directivos. Especializada en selección de personal desde 1976, tiene presencia global a través de una red de oficinas propias en todo el mundo.

¿A qué se dedica exactamente en Michael Page?

Michael Page es una empresa multinacional líder en selección de perfiles de mando intermedio y alta dirección. Consultoría de Recursos Humanos. Tenemos presencia en más de 37 países y alrededor de 165 oficinas.

Vosotros que sois expertos en el mundo de la selección, ¿qué elementos valoran más los candidatos en una empresa? 

Lo que se respira cada día en las entrevistas que realizamos con los candidatos de cara a qué valoran más en una empresa es, sobre todo, el buen ambiente que hay en la misma, las facilidades que se le dan a los trabajadores, la flexibilidad y la opción de poder conciliar vida personal con vida profesional.

Hoy en día se habla mucho sobre el salario emocional y de cómo los jóvenes que recién se están incorporando al mundo laboral lo valoran mucho más que un buen sueldo. ¿Qué me puedes decir al respecto? ¿Hasta qué punto es cierto?

Entiendo por salario emocional todas aquellas compensaciones que la empresa hace con el trabajador y que no son monetarias. Sí que es cierto que el salario en si juega un papel importante para todas aquellas generaciones anteriores a los millenials, pues a la hora en que nosotros, Michael Page, presentamos ofertas a candidatos para un cambio, la condición económica siempre aparece en su cuestionario de preguntas.

No obstante, el hecho de saber que una empresa te ofrece muchas otras cosas alejadas del salario, juega un papel muy importante. Cuando digo muchas otras cosas me refiero a eventos de empresa, cenas de Navidad, comida de Verano, optar a fruta para los trabajadores, clases de idiomas, etc. Esto lo valoramos mucho más lo millenials, pues se nos puede conquistar por esas vías y ganando las dos partes; empresario y empleado.

¿Cómo afrontan las grandes multinacionales como vosotros la llegada de la Generación Millennial, con todos los atributos que estereotipan su carácter? 

Pues la verdad es que para una multinacional creo que es más fácil aceptar y flexibilizar la llegada de la oleada de los Millenials, pues el hecho de tener presencia en diferentes países y de tener un Board regional y mundial ayuda mucho a poder hacer frente a situaciones quizá desconocidas hasta el momento en unos u otros países (sabemos, por ejemplo, que Japón es pionero en adaptarse a los cambios y que van por delante de otros países en tema tecnológico). La comunicación fluida entre diferentes ciudades/países de la misma empresa ayuda a desarrollar vías para solucionar carencias o necesidades frente a estas nuevas generaciones que vienen con tanta fuerza.

La mentalidad del Millenial va totalmente asociada a las tecnologías, es por ello que las empresas cada vez tienen menos margen para inventar y reinventar acciones para que sus trabajadores estén a gusto y puedan ver continuidad en su proyecto. Es un combate difícil pues los directivos de estas empresas tienen al otro lado de la mesa a perfiles muy buenos y muy preparados para trabajar con información y con métodos que quizá ni nos planteábamos hace pocos años. El hecho de ofrecer planes de carrera, objetivos al corto-medio plazo y reuniones de seguimiento semanales pueden ayudar a controlar las emociones que llevan dentro.  Al final, pienso que hay que conseguir lidiar con una actitud que avanza cada día más rápido y con una mente que no para de pensar y de idear nuevos planes para el futuro.

Hablando de Michael Page, ¿qué les ofrecéis a vuestros trabajadores que no les pueda ofrecer otra empresa? ¿En qué os diferenciáis de otra multinacionales en el trato que dais a vuestros trabajadores?

Michael Page ofrece algo muy importante que, todo aquel que ha estado trabajando en esta empresa, sabrá identificar: la posibilidad de poder formarte en una excelente escuela de ventas en la que, a través de mucha formación interna, consigues desarrollar habilidades muy potentes de negociación y ventas. Ofrece libertad (teniendo claras las bases) a la hora de ponerte a negociar y a la hora de ir a ver a clientes, libertad de sentarte con quien tú decidas.

El trato que reciben los trabajadores de Michael Page es de formación continua, es de seguimiento marcado, es de tener un plan de carrera real y elaborado que se va siguiendo y con él se va creciendo, es de ofrecer salario emocional a sus trabajadores (eventos de empresa, idiomas, fruta…), es de, en definitiva, saber gestionar un millenial.

¿Qué es lo que más te gusta a ti de Michael Page?

A título personal, lo que más me gusta de mi empresa es poder decidir a quién voy a visitar para explicarle quiénes somos y cómo trabajamos, es poder tener un plan de carrera marcado donde sé qué objetivos debo cumplir para seguir creciendo, es poder tener la oportunidad de desarrollar un equipo directo y desarrollarlo y hacerlo crecer, es poder contar con planes de formación interna con una empresa externa realmente muy preparada que nos potencia en lo que somos buenos y nos mejora en las áreas de vigilancia. Y otra cosa que también me gusta mucho es que recibo continuo feedback de cómo voy haciendo mi trabajo, vital para poder seguir el buen camino y corregir errores.

Ya que estamos hablando del cuidado del empleado, ¿podrías decirme qué os impulsó a contratar los servicios de Refruiting? ¿Habéis notado algún cambio desde que, en la empresa, fomentáis la salud de vuestros trabajadores?

Antes de Refruiting teníamos un proveedor que apenas podíamos percibir cuál era su valor añadido, pues dos veces por semana recibíamos una bolsa con la fruta dentro y la disponíamos en platos para que los empleados la disfrutasen. Por razones personales yo soy conocedor de Refruiting (por personas muy cercanas) y se me ocurrió proponer un cambio de proveedor y la verdad es que fue muy rápido. Pienso que la única razón por la cual fue un cambio rápido es porque las personas que vinieron a presentar la empresa y el producto lo hicieron con vitalidad, mucha alegría y con un discurso profesional al mismo tiempo que divertido y atractivo. El producto es genial y si a ello le sumas una explicación mágica, tienes la entrada garantizada. Es evidente el valor añadido que ofrecen desde Refruiting.

En cuanto a cambios que podamos haber notado desde que disfrutamos fruta de Refruiting me gustaría mencionar uno que creo que habla por sí solo y es que el día que toca fruta, se oyen voces por la empresa de diferentes personas diciendo: “ha llegado la fruta, corred antes de que se acabe”. Pues la verdad es que nos dura poco y la calidad es buena, cada día mejor. Realmente cuando nos juntamos para disfrutar de Refruiting se crean momentos interesantes de conversación, de compartir y de bienestar. Trabajar con Refruiting nos aporta valor humano, de eso estoy seguro.