Receta de temporada: ensalada de quinoa a la cúrcuma.

El frenesí de la sociedad actual impone tiempos estrictos y exigentes en los que la cocina queda relegada a un pasatiempo de fin de semana.

Sin embargo, la alimentación es indispensable para vivir una vida llena de alegría y conseguir todo lo que uno necesita. Nuestra salud depende de ella.

Nuestros resultados en el trabajo también. Por eso es muy importante seguir una alimentación equilibrada, fresca y natural, que se base en frutas y verduras, granos enteros y frutos secos, legumbres y semillas, pescado y huevos.

En Refruiting sabemos cuan difícil puede parecer cocinar platos llenos de color y sabor durante la jornada laboral, por eso te proponemos una receta muy fácil para guardar en tu nevera y comer cuando quieras.

Esta ensalada de quinoa a la cúrcuma con frutas de temporada contiene las cantidades adecuadas de proteínas, carbohidratos y grasas naturales. Tiene vitaminas y minerales, es fácil de digerir y sacia el hambre.

No sólo disfrutaras de su increíble sabor dulce salado, con toques afrutados y un gusto especiado, sino que además te sentirás ligero, contento, concentrado y motivado.

Aquí te dejamos con la receta para que puedes disfrutar de la comida también entre semana.

Ingredientes (2 personas):

Para la quinoa:

  • 1/2 de quinoa real
  • 1 cucharadita de cúrcuma
  • 1 cucharadita de jengibre
  • 1 cucharadita de curry

Para la ensalada:

  • 1 nectarina
  • 1 manzana fuji
  • un puñadito de uvas de temporada
  • un puñadito de espinacas
  • un puñadito de pipas de girasol
  • un puñadito de semillas de sésamo
  • un puñadito de arándanos deshidratados (opcional)
  • un poco de albahaca (opcional)

Para la vinagreta:

  • 1/2 limón exprimido
  • una pizca de sal
  • un poquito de aceite de oliva virgen

Preparación:

Primero cocemos la quinoa siguiendo las instrucciones del envase. Antes de añadir agua en la cazuela, espolvoreamos las especies junto al cereal. Una vez cocinada (el agua tiene que haberse absorbido y la quinoa hinchado) la ponemos en una ensaladera (o bol) donde iremos añadiendo los demás ingredientes.

Como base utilizamos unos brotes de espinacas. Cortamos en pequeños cuadrados la nectarina, la manzana, y las uvas. Las añadimos a la ensaladera junto con pipas de girasol y semillas de sésamo. También puedes agregarle unos arándanos deshidratados y hojas de albahaca.

Para la vinagreta simplemente exprimimos medio limón, le agregamos un poquito de sal y un chorrito de aceite de oliva virgen extra. Y si eres atrevido y te gusta lo diferente, añádele un poquito de anís.

Puedes cocinar este plato para el fin de semana y guardar una parte en un tupper para la semana. Se mantendrá fresco y su sabor será perfecto.

Cocina esta deliciosa ensalada y haz una foto. Súbela a Instagram con el hashtag #RecetasRefruiting para que podamos verla y compartirla.