Descubre algunos hábitos saludables para comer en tu empresa de forma sana y consciente.

Nuestra empresa es, muchas veces, nuestra segunda casa. En ella vivimos parte de nuestro día. Desayunamos, comemos e incluso merendamos en la oficina. Sin embargo, muchos somos los que por pereza a pensar, por falta de tiempo, o simplemente por costumbre, comemos cualquier cosa cuando trabajamos.

Y esto no sólo repercute a nuestra salud. Sino que también tiene nefastas consecuencias en nuestra vida laboral. Una mala alimentación empeora nuestro rendimiento, disminuye nuestra concentración y deteriora nuestra memoria.

Desde Refruiting sabemos cuán importante es la alimentación en nuestras vidas, por eso no sólo te traemos fruta de temporada a tu oficina, sino que además te listamos una serie de hábitos positivos y sanos para comer de forma saludable y placentera en tu empresa.

  1. Planifica tu menú semanal. Ante los ritmos frenéticos del día a día, que nos llevan a comer cualquier cosa, la clave está en la organización. No sólo ganarás tiempo, sino que además elaborarás platos con un alto valor nutricional que te ayudarán a afrontar cada tarea con energía y optimismo.

No hace falta que pierdas horas delante de un Excel, leyendo blogs y libros de recetas saludables.Existen muchas apps para elaborar un plan de comida semanal (“weekly meal planning”) que te sugieren platos y snacks equilibrados, y te permiten controlar tu dieta diaria.

A continuación, te mencionamos algunas aunque verás que en los stores hay muchísimas:

  1. Easy Menu Planner : un planificador sin muchas sofisticaciones pero funcional, con una interfaz sencilla e intuitiva. Ideal si ya tienes las ideas claras sobre tu alimentación y buscas un organizador.
  2. Food Planner : más popular que la primera app y un poco más sofisticada. Te permite importar y guardar recetas de las web y blogs más populares. Si estás poco inspirado es una buena solución.
  3. MyFitnessPal : si quieres llevar un control absoluto de tu alimentación junto con a un plan de entrenamiento no cabe dudas: esta es la app más popular y completa. Gracias a miles de usuarios activos en todo el mundo, cuenta con una base de datos de más de 6 MM de alimentos.

Siguiendo con la lista de hábitos saludables que puedes incorporar en tu día a día laboral:

  1. Aléjate de las tentaciones. Cuando vamos de prisa o estamos sometidos a estrés es más fácil ceder a las tentaciones que se encuentran en nuestra oficina (las galletas de un compañero, un refresco azucarado o un bollo industrial). Para no tener que lidiar con tu fuerza de voluntad ten a mano snacks saludables (en tu cajón, armario o escritorio).
  2. Opta por snacks frescos. Evita los alimentos procesados y los dulces empaquetados de las máquinas de “vending”, llenos de azúcares refinados, sal y grasas “trans”. Son alimentos con una baja densidad nutricional. El catálogo de la naturaleza en muy variado, sólo tienes que escoger snacks naturales y frescos.
  3. Picotea sin remordimiento. El picoteo nos gusta a todos y si lo haces de forma consciente y moderada, no es pecado. Frutas frescas y de temporada, un puñado de frutos secos como nueces o avellanas, un vaso de leche vegetal o un smoothie recién exprimido es aconsejable para nutrir el cerebro y descansar un momento.
  4. Mastica lentamente para digerir correctamente. La digestión empieza en tu boca. Y el disfrute también. Masticar lentamente no sólo alarga el placer de sentir los diferentes sabores de la comida, sino que también facilita la digestión y por lo tanto mejora la absorción de todos los nutrientes.
  5. Lávate las manos antes de empezar a comer. Es muy importante lavarse las manos antes de empezar a comer. Las utilizamos para muchas cosas en nuestro día, tocamos una infinidad de objetos y no siempre sabemos que tienen éstos. Las bacterias y los virus que luego se convierten en enfermedades y malestares provienen, muchas veces, de unas manos sucias que tocan tu comida. Para evitar gérmenes, es importante tener una buena higiene.
  6. No te olvides de beber agua. Mantener una correcta hidratación es fundamental para la concentración, el rendimiento y hasta el buen humor. Aunque no realices esfuerzos físicos (aumentan la sensación de sed) es importante que bebas agua regularmente durante tu jornada laboral. Atención: agua y no refrescos, zumos u otras bebidas llenas de azúcar que sólo te aportan calorías vacías.

Estos son algunos consejos que puedes seguir a la hora de comer en tu empresa. Te ayudarán a concentrarte más, te evitarán los dolores de barriga. Te sentirás agradecido, positivo y por lo tanto motivado para afrontar las tareas del trabajo.