Evita comer de más durante cualquier festividad y siéntete ligero después de cada evento.

Durante las celebraciones abundan las tentaciones. Dulces por todos lados, caprichos salados, comida en abundancia y estómagos a punto de explotar.

Ese parece ser el lema de cada fiesta. Sin embargo, ante el despliegue de olores y colores tan típico en este tipo de reuniones, puedes ser más fuerte y evitar que el estómago te resuene. De dolor y sobrecarga, evidentemente.

Consejos para evitar comer en demasía durante cualquier comida:

1) Sé consciente de tu mente. Es fundamental que entiendas que el deseo de comer en exceso se origina en tu mente. Das por hecho que una reunión de celebración significa comer sin parar y beber en abundancia. Sin embargo, puedes enfocarlo desde una perspectiva diferente para evitar centrarte únicamente en tú recipiente. Las celebraciones son momentos para compartir con los demás, saber de ellos, conversar con ellos y además, disfrutar con ellos. Enfoca tu atención en ellos. Serán tu salvación para no comer por comer.

2) Sé consciente de tu cuerpo. Es importante que centres parte de tu atención en tu cuerpo. Al fin y al cabo, cuando comes en exceso estás completamente desconectado de tu cuerpo, obnubilado por los alimentos. No te das cuenta de que tu estómago está lleno. Por eso es importante que respires concienzudamente y escuches lo que ocurre dentro de ti. Esto te ayudará a tomar control de tu ser, y antes de tomar ese bocadito de más, lograrás parar y preguntarte si realmente te contentará. Imaginar el dolor posterior o los remordimientos que suelen acechar tras cualquier celebración también es útil para poder parar antes de explotar.

3) Considera cada bocado como el último. De esta forma, cuando estés comiendo, tu atención se centrará en la masticación, el sabor será mayor y el gozo mejor. Notarás como tu cuerpo se sacia antes y no necesitarás tres bombones de chocolate para satisfacer las ganas de dulce durante el postre.

Estos son algunos consejos que pueden ayudarte a la hora de comer mejor durante cualquier celebración. No ir en ayunas, practicar deporte antes del evento, optar por agua en vez de alcohol, ser selectivo y decantarse por lo más saludable también puede ayudarte a no sentir dolor después de este tipo de reunión.