Ramón (R) y Felipe (F) son dos jóvenes, todavía muy jóvenes, que se han convertido ya, prácticamente a tiempo completo, en empresarios. Hace un año la bombilla se les iluminó y decidieron fundar REFRUITING, que meses después se ha convertido en el corazón de muchas empresas. Reparten fruta para la oficina y felicidad a cientos de trabajadores, que gracias a esto han sustituido la bollería industrial por una buena fruta de temporada. Nos explican cómo se les ocurrió la idea y sus inicios.

¿Cómo nace la idea de crear REFRUITING? ¿Qué necesidad veis en el mercado?

F: La idea de Refruiting nace de una conversación durante mi estancia de Erasmus en Lyon, en un trabajo de la universidad. El grupo de trabajo lo formábamos unas cinco personas y después de un largo día trabajando una de ellas dice: “Ahora sería brutal un bol de fruta para volver a coger energía y renovar ideas”. El resto del equipo nos quedamos parados y empezamos una conversación/debate sobre la fruta y sus aplicaciones. En Suecia en muchas empresas proveen de fruta a sus trabajadores, allá la fruta es un bien muy preciado y, al estar bastante separados de los países productores, la fruta es cara.

Todo esto me fascinó y pensé: ¿Cómo puede ser que en España, un país productor de mucha fruta, y además de calidad, no haya surgido esta idea de repartir fruta para la oficina o al menos no se haya explotado nada?

R: Lo que más me movió a hacer esto fue el deseo de aprender y vivir una experiencia empresarial. Esto iba sujeto a un hueco en el mercado que faltaba por rellenar: ¿Cómo un pais tan rico en fruta no tiene fruta en sus oficinas? También nos dimos cuenta de la importancia que tiene el cuidado de las personas en las empresas. ¡Qué mejor inversión que cuidar a los tuyos!

¿Cómo puede ser que en España, un país productor de mucha fruta, y además de calidad, no haya surgido esta idea o al menos no se haya explotado nada?

¿De dónde viene el nombre?

F: El nombre de Refruiting salió tras muchas reflexiones. Queríamos relacionar la fruta con el trabajo y se nos ocurrió hacer un mix entre Recruiting y fruta y eso salió. ¡Suena bien y es original, me lo quedo!

¿Cómo empezáis? ¿Con qué empresas? ¿Con qué sistema de reparto?

F: Empezamos el negocio de una manera tranquila y pensando sobre todo de manera organizada. Haciendo muchos números y estudiando bastante los precios de proveedores y competencia. Empezamos a contactar a empresas de gente que conocíamos y a dar voces de lo que traíamos entre manos. Gente cercana y amigos nos ayudaron mucho en encontrar empresas que quisieran ser pioneras en ofrecer fruta a sus empleados.

Las primeras empresas con las que empezamos a trabajar y a las que tendremos siempre un cariño especial fueron Mangalis, Globus ius, Odgers, Havas Media, BCNonWovens…. El reparto al inicio lo empezamos realizando nosotros con vehículos de familiares, amigos….

La mayor dificultad que nos encontramos en los inicios fue adentrarnos en el mundo de la fruta y sus variaciones, calidades, precios… Saber detectar el sabor de una fruta por su aspecto externo, por ejemplo.

R: Al principio hablamos con expertos fruteros, payeses, etc… e hicimos análisis de calidades, precios,  de la poca competencia que había, etc. Después lanzamos la web y empezamos a buscar posibles clientes. Paralelamente buscamos proveedores de fruta, cajas y manteles. ¡La verdad es que con nuestros pequeños ahorros pudimos empezar! Es un negocio que requiere muy poca estructura y, gracias a ello, no nos hemos tenido que endeudar en ningún momento.

En estos inicios tuvimos el epoyo incondicional de Álvaro Garí, que nos ayudó en aspectos comerciales, atención al cliente y soporte logístico. Realizábamos los repartos en coche.

El 12 de mayo de 2015 entregamos las dos primeras cajas de fruta.

¿Qué dificultades os encontráis? ¿Qué alegrías os lleváis?

F: Enseguida vimos que había dos tipos de calidades, primera y segunda. Los precios de éstas eran muy cambiantes y desproporcionados, por lo que empezamos a ofrecer ambas calidades dependiendo de la necesidad de nuestros clientes. No obstante, un día perdimos uno de nuestros queridos clientes pioneros a causa de esta diferencia de calidades. Fue un bajón enorme, nos enfadamos muchísimo y decidimos solo vender primera calidad. Nos convertimos en una empresa que solo proporciona fruta para la oficina excelente. Informamos a todos nuestros proveedores de nuestro cambio y les hicimos saber que nunca más íbamos a perder un cliente por  la calidad de nuestro producto. Yo creo que fue un momento duro del cual supimos aprender mucho y hoy en día hasta hemos desarrollado un pequeño control de calidad para nuestros productos con los proveedores y los clientes, que nos evalúan tanto en materia prima como en servicios.

R: Recuerdo la primera gran alegría que nos llevamos. Fue el primer mes. Recibí una llamada de BASF, gran empresa química multinacional que estaba enormemente interesada en nuestro servicio. Efectivamente, al poco tiempo les estábamos llevando fruta. Fue una gran satisfacción. Realmente, cada vez que entra un cliente nuevo es una dosis de motivación extra.

También recuerdo la satisfacción de haber patrocinado el JOBarcelona, que nos abrió paso a grandes empresas. Y por supuesto fue una alegría ser los proveedores oficiales de fruta en el Open Banc Sabadell Trofeu Conde de Godó.

Fue un bajón enorme, nos enfadamos muchísimo y decidimos solo vender primera calidad. Nos convertimos en una empresa que solo proporciona fruta excelente.

Si tuvierais que hacer balance del primer año, ¿qué diríais? ¿con qué os quedáis? ¿cómo habéis ido ganando mercado? ¿cómo vivisteis la incorporación de las primeras empresas?

F: Si tuviera que describir este primer año, diría que ha sido un año de muchos cambios, de búsqueda de las maneras óptimas de todo. Proveedores, distribución, clientes, comunicación, marketing digital, programación web…

Después de un año creo que ofrecemos un servicio muy puntero en cuanto a calidad, presentación, ideas y comunicación se refiere. Y luego, lo más importante, unos clientes entusiasmados con lo que hacemos y que nos proveen de feedback tanto positivo como negativo, lo cual nos permite ir mejorando poco a poco.

R: Del primer año me quedo con todo lo aprendido, he vivido y he sido responsable de casi todos los aspectos de una empresa a pequeña escala: compras, logística, ventas, contabilidad y administración, control de calidad y atención al cliente.

Ha sido una experiencia que nunca cambiaría, hemos tenido mil problemas y hemos buscado mil soluciones, hemos cambiado, pensado y vuelto a pensar la manera de proceder, como vender, hacia donde enfocarnos…

Actualmente tenemos una potente cartera de clientes que hemos conseguido y fidelizado con gran esfuerzo. Somos conscientes de lo mucho que cuesta conseguir un cliente y, por ello, los cuidamos especialmente. En nuestro primer año ya estamos enviando 1850Kg de fruta mensuales.

Ha sido una experiencia que nunca cambiaría, hemos tenido mil problemas y hemos buscado mil soluciones

¿Qué proyección tenéis de cara al futuro?

F: Nos gustaría contratar un par de empleados y empezar a invertir un poco más en la empresa en varias ideas que tenemos pensadas. Para ello necesitamos encontrar más clientes y estamos moviéndonos mucho en esta dirección, comercializar.

R: Ahora hemos montado una pequeña red comercial que nos ayudará a conseguir este objetivo. También hemos cerrado un acuerdo con Shargo, una startup que conocimos en el JOBarcelona que se dedican a la distribución. Con ellos sabemos que podemos alcanzar grandes volúmenes.

Sin embargo, este crecimiento queremos conseguirlo ofreciendo un aspecto diferencial respecto a la competencia. A partir de ahora no solo ofreceremos fruta para la oficina a las empresas, también les ofreceremos una “campaña de comunicación” gratuita: buena imagen y buenrollismo de puertas para afuera y en el corazón de la oficina. Las empresas con las que trabajamos y sus trabajadores empezarán a coger mucho protagonismo en todas nuestras comunicaciones, y crearemos una comunidad activa y divertida con todos sus empleados.

También estamos desarrollando nuevos productos y servicios enfocados a empresas y quien sabe si en un futuro nos abriremos a otros mercados. Recientemente hemos abierto una pequeña red de distribución de fruta para la oficina en Sabadell y esperamos abrir pronto en Sant Cugat y Madrid.

Las empresas con las que trabajamos y sus trabajadores empezarán a coger mucho protagonismo en todas nuestras comunicaciones, y crearemos una comunidad activa y divertida con todos sus empleados.

¿De dónde sale la fruta? ¿cómo hacéis la selección de la fruta para la oficina? ¿cómo os aseguráis que la calidad de vuestra fruta sea la óptima? ¿cómo conseguís, después de un año, mantener un alto grado de satisfacción por parte de vuestros clientes? ¿qué opiniones os han llegado de vuestros clientes?

F: Hoy en día conseguir proveedores que no nos miren solo por los céntimos que ellos mismos se van a meter en el bolsillo no es fácil. Pero al fin hemos dado con ellos. Sabíamos lo que queríamos encontrar y no hemos parado hasta conseguirlo. Queríamos que supieran en todo momento lo que nosotros hacíamos, cuál era nuestra actividad, dónde va a parar la fruta y qué papel indispensable tienen ellos para nosotros. Y una vez eso lo entienden, ven las ventajas de que quizás en un futuro con una muy buena provisión nosotros creceremos por lo que ellos también de nuestra mano.

Por otro lado la calidad de nuestra fruta para la oficina la controlamos conjuntamente con la de nuestro servicio. El cliente valora tanto el servicio logístico, como la imagen de la caja, el sabor y el look de las frutas. Esto nos permite ir mejorando continuamente acorde a las necesidades de los clientes. Buscamos una transparencia única durante todo el proceso, desde la compra de la fruta para la oficina hasta el paladar del empleado.

R: Mantenemos una comunicación activa con el responasable de cada empresa. Siempre intentamos ajustar las cantidades y la variedad en función de sus necesidades: es un servicio totalmente PERSONALIZADO. Además, cada caja lleva incorporado un mail a través del cual todos nuestros usuarios se pueden poner en contacto con nosotros para cualquier consulta.

Supongo que gracias a nuestra cercanía, nuestros precios, nuestro buen humor y la seriedad y responsabilidad que nos caracterizan, hemos conseguido fidelizar a todos los clientes que tenemos actualmente. Ellos quedan satisfechos porque siempre intentamos traerles variedad, y además les alegramos las mañanas.

Buscamos una transparencia única durante todo el proceso, desde la compra de la fruta hasta el paladar del empleado.

¿Vendéis solo fruta para la oficina? ¿Qué beneficios aporta REFRUITING a las empresas con las que trabajáis?

F: Damos un servicio íntegro de bienestar, salud, humor, comunicación y buen rollismo dentro de las empresas, ¿cómo? ¡contrátanos!

R: Yo siempre digo que vendemos salud para la empresa, para sus trabajadores, para su imagen y por tanto para sus finanzas.

Estos trabajadores están expectantes a ver que traerá la siguiente caja de fruta para la oficina, y no queremos defraudarles.

¿Qué tenéis pensado para un futuro no muy lejano? ¿nuevos productos? ¿nuevos servicios? ¿expansión territorial?

F: ¡Y tanto! No paramos de pensar en novedades que queremos traer y con las que sorprender a nuestros clientes, que al final no son solo las empresas sino también los trabajadores que en ellas trabajan, que no son pocos. Estos trabajadores están expectantes a ver que traerá la siguiente caja de fruta, y no queremos defraudarles.

En cuanto a la expansión territorial, no tardaremos en empezar a trabajar en la capital. ¡Qué ganas!

R: Me quedo con la idea de que vamos a ofrecer a la empresa también comunicación: el mundo exterior conocerá los beneficios tanto de trabajar con Refruiting como con la empresa en cuestión. Queremos dar a conocer los valores de las empresas con las que trabajamos, sus empleados, a qué se dedican, sus éxitos, los servicios que ofrecen…¡son nuestros aliados, sus victorias también son las nuestras, y juntos ganaremos la guerra!