¿A quién no le gusta el verano? El buen tiempo, el mar, la calma, la diversión… y, por supuesto ¡las frutas que trae consigo! ¿Hay algo mejor que la fruta del verano?

Estate atento porque en este artículo te hablamos sobre las diferentes frutas de esta temporada; desde sus propiedades hasta los beneficios que tienen sobre nuestra salud. De este modo podrás elegir cuál es la que más te conviene, porque si tienes que dejarte de guiar por la más sabrosa, ¡difícil elección! 😉

¡Allá vamos!

1. Sandía

La sandía es una de las frutas más refrescantes del verano, de hecho, contiene entre un 91% y un 93% de agua por lo que su valor calórico es muy bajo y es ideal para combatir al sed.

Esta fruta destaca por su gran contenido de vitamina A, C y, aunque en menor medida, también es muy rica en vitamina.

El consumo de sandía es muy recomendable para mantener los niveles de colesterol bajos, reducir la hipertensión, proteger el aparato digestivo, prevenir el cáncer y combatir el asma.

2. Melón

Al igual que la sandía, el melón contiene altas cantidades de agua; un 90% aproximadamente. Gracias a su alto contenido en potasio y bajo en sodio, es un perfecto antioxidante, lo que favorece la eliminación de líquidos y toxinas de nuestro organismo.

El melón nos aporta las vitaminas A y E, por lo que es un perfecto protector contra el cáncer de pulmón, de mama y de próstata.

3. Níspero

Esta fruta es una de las más consumidas en España durante la temporada de verano. El níspero destaca por su alto contenido en pectina, una fibra soluble que nos ayuda a regular nuestro tránsito intestinal y funciona como un perfecto antioxidante.

4. Piña

La piña tiene numerosas propiedades beneficiosas para nuestra salud. En primer lugar, es rica en hidratos de carbono de absorción lenta por lo que nos aporta energía durante más tiempo. Además, es una fuente de minerales como el hierro, el magnesio y el yodo, y de vitaminas A, B y C, lo que contribuye al buen funcionamiento del aparato digestivo y facilita la eliminación de líquidos.

5. Albaricoque

El albaricoque es un fruto muy rico en vitamina A con muchas propiedades depurativas y antioxidantes que combaten la formación de radicales libres minimizando el riesgo de cáncer y retrasando el envejecimiento. Además, este fruto  es ideal para reducir la hipertensión y también contiene propiedades laxantes.

6. Ciruela 

La ciruela es una de las frutas más jugosas y dulces de la temporada de verano. Entre sus principales características destaca su virtud por mejorar el tránsito intestinal, por lo que es perfecta para combatir el estreñimiento.

Esta fruta posee una gran cantidad de minerales como el potasio, el calcio y el hierro, por lo que su consumo puede ayudar a mejorar los estados depresivos y la anemia. Por último, al igual que el resto de frutas del verano, las ciruelas también son ricas en vitamina E y, en menor medida, vitaminas A y C.

7. Melocotón

Así como la mayoría de frutas de esta temporada, el melocotón contiene altas cantidades de agua, vitamina C y minerales que facilitan la digestión, regulan el tránsito intestinal y fortalecen la salud del corazón. Al igual que el melón o la sandía, el melocotón contiene altos niveles de agua, alrededor de un 88%.

Por último, el melocotón también puede ayudarnos a mejorar la textura de nuestra piel, reducir las arrugas y combatir los daños causados por el sol.

¿Cuál es tu fruta de verano favorita?