Está comprobado: hacer un break a media mañana en el trabajo aporta muchos beneficios para los empleados. Además de despertar a los más dormilones, aumenta la productividad, ayuda a desconectar y a liberar tensiones acumuladas durante las primeras horas de la jornada laboral, favorece el cambio de postura, estimula la capacidad de concentración y hasta reduce el estrés. Además, permite mejorar la relación entre compañeros dando lugar a un ambiente más agradable y con energías renovadas.

Sin embargo, esa franja horaria en la que nos tomamos una pausa es un momento crítico: lejos ya del desayuno, aún no suficientemente cercanos a la comida como para ser capaces de ponernos en modo zen.  ¿Y qué pasa? Que en la mayoría de casos, sea por falta de ideas o sencillamente por gula, tiramos del recurso más fácil: la máquina de vending. Café o bebida azucarada + Bollo es el combo favorito de muchos.  Pero sabías que esos snacks con mucho azúcar y carbohidratos refinados, además de ser poco saludables, no te aportan energía sino hacen que te sientas más cansado? ¿Hay alguna manera de evitarlos sin renunciar a nuestra “pausa café”? ¡Tenemos buenas noticias! Sí, es posible picotear entre horas y de una manera más saludable.

Hoy desde Refruiting, te damos algunas ideas para pasarte a un break más saludable. ¿Preparado para tomar nota?

1. Fruta fresca

Rica en agua, minerales, vitaminas y baja en calorías, la fruta fresca es el tentempié más saludable, ya que nos aporta los nutrientes necesarios para tener las pilas cargadas todo el día. Plátanos, manzanas, peras, mandarinas… come una pieza entera de tu fruta favorita o córtala en trocitos y mézclala con un yogur.

¿Una idea?

Escoge un yogurt bajo en grasas y sin azúcar y añádele trozos de fruta fresca como el kiwi que te aportará el doble de vitamina que una naranja y la fibra necesaria.

2. Frutos secos

Tu shot de energía para los momentos más intensos del día. Fáciles de llevar, rápidos de comer, sacian tu apetito y los beneficios que te aportan son muchos. Las nueces, las almendras y todo tipo de frutos secos aportan gran cantidad de ácidos omega 3, omega 6 y vitaminas que contribuyen a mantener la mente ágil y fuerte.

¿Una idea?

Combina  la manzana, una de las frutas menos calóricas que puedes comer, con un puñado de nueces, un fruto seco aliado para protegerte frente al riesgo cardiovascular y ayudarte a tener una memoria de hierro.

 

3. Zumos y smoothies naturales

Los zumos de naranja naturales recién exprimidos son sin duda el mejor concentrado de vitalidad, además de ser una gran fuente de vitamina C. Pero otra opción muy rica y en la que puedes utilizar ingredientes variados, son los smoothies que  te aportarán el subidón necesario cuando acuses el cansancio durante tu jornada laboral.

¿Una idea?

Prepara un smoothie verde de kiwi y manzana y acompáñalo con un puñado de almendras para añadir a este tentempié proteína y vitamina E, un potente antioxidante.  ¡Sigue todas nuestras recetas o sorpréndenos con tus combinaciones!

 

4. Bebidas con menos azúcar

¿Sabías que con esas cucharaditas de azúcar que pones en tu café durante el día puedes llegar a consumir unas 200 Kcal extra? Si no puedes renunciar a tu café, intenta poco a poco reducir la cantidad de azúcar hasta eliminarlo del todo y opta por mezclarlo con  leche vegetal. Además…¿por qué no alternar café con unas ricas infusiones?

¿Ya te has inspirado con nuestras ideas? ¡Ahora sorpréndenos con tus recetas! Y si aún no has probado nuestros servicios de fruta fresca en la oficina, zumos de naranja, smoothies y frutos secos, pídenos una muestra gratuita y empieza a hacer de tu coffee break un paréntesis mucho más saludable.