Consumida de marzo a mayo, la fresa está ahora mismo en su mejor momento  y luce más fresca que nunca en nuestras cestas de fruta de temporada. Hoy desde Refruiting, te enseñamos todo lo que debes saber sobre esta colorida y rica fruta con muchas propiedades y llena de curiosidades. ¡Toma nota y aprovecha para incluirla en tu dieta esta primavera!

Curiosidades sobre las fresas

De color rojo brillante y sabor dulce, las fresas se utilizan desde hace siglos como un ingrediente base en la preparación de miles de recetas. Su planta, conocida como Fragaria ananassa, pertenece a la familia de las rosas y, aunque se introdujo en Europa desde el siglo XVIII, es originaria de América. Pero esto no es lo único que debes saber sobre esta deliciosa fruta…¡Aquí te dejamos otras curiosidades que te sorprenderán!

  • En relación a su peso, son las frutas que más contienen vitamina C, vitamina E y carotenos.
  • Contienen xilitol que es un edulcorante natural que se usa para combatir las caries.
  • Ayudan a eliminar el exceso de ácido úrico y la tensión alta, según Linnaeus un botánico sueco.
  • Son la frutas que primero maduran en la primavera.
  • Las más dulces son siempre: las más rojas, brillantes y firmes.
  • Todas las variedades de fresas provienene de 4 especies: fresa silvestre, fresa escarlata, fresa de playa y la fresa europea que dío origen a las fresones.
  • Un puñado de fresas solo tiene 25 calorías.
  • Combinan perfectamente con yogurt, smoothies, chocolate, vino o champan.
  • En los tiempos de Napoleón, Madame Tallien solía bañarse en zumo de fresas frescas para mantener su piel suave.
  • Existe un museo dedicado a la fresas, ubicado en Bélgica.

5 beneficios de las fresas

Además de ser un snack rico, bajo en calorías y refrescante, perfecto para comer en la oficina ahora que empieza a hacer más calor, las fresas nos proporcionan múltiples beneficios para la salud.  ¡Veamos cuáles son los más importantes!

  1. Antioxidantes: contienen gran cantidad de vitaminas B y C, por lo que tienen gran poder antioxidante y ayudan al sistema inmunológico de tu organismo, manteniendo la salud de la células. Por el mismo efecto antioxidante, te protegen contra el envejecimiento retrasando la aparición de arrugas y flacidez. También ayudan a mantener el pelo y las uñas en muy buen estado.
  2. Antiinflamatorias: las fresas tienen altas propiedades antinflamatorias que previenen enfermedades como el asma, la osteoartritis, y la arterosclerosis, además, de tener la poderosa acción de reducir los niveles de la proteína C-Reactiva, que indica cuando existe una inflamación
  3. Fortalecen los huesos:  la vitamina K, el magnesio, potasio y manganeso de las fresas, ayudan a reforzar tu estructura ósea.
  4. Mejoran la memoria a largo plazo: al igual que los arándanos, las fresas tienen un alto contenido en flavonoides( fiesteina) que son pigmentos naturales que convierten a estas frutas en el mejor aliado para mejorar la memoria y prevenir la decadencia cognitiva.
  5.  Ayudan a regular la presión arterial: la dieta es un factor importante en el control de la presión arterial alta. Ricas en potasio, las fresas pueden ayudar a controlar la presión arterial alta por contrarrestar los efectos del sodio en la dieta.

Ya sabes: un tazón de fresas (con yogur, en smoothie mezcladas con otras frutas o como más te guste), es una buena opción a cualquier hora del día en el trabajo. ¡Sanas, llenas de vitaminas y deliciosas!