Según datos de la mutua Asepeyo, en el año 2016 los niveles de ausentismo laboral se han disparado en España, lo que ha conllevado un coste de unos 8.000 millones de euros a las empresas españolas. Son datos sorprendentes que confirman el gran impacto que tienen las faltas de asistencias de los trabajadores en los ingresos y la productividad de las compañías.

A pesar de esto, muchas compañías siguen sin medir el impacto del ausentismo en su empresa, con lo que difícilmente lograrán prevenirlo.

Es normal que las personas falten al trabajo de vez en cuando; los problemas de salud y las emergencias familiares son inevitables. Sin embargo, numerosos estudios demuestran que la mayoría de personas que faltan a su trabajo más de lo normal es porque no están satisfechos con las condiciones laborales.

Prácticas de liderazgo poco efectivas, falta de comunicación trasversal, lugares de trabajo poco agradables o un clima laboral pobre son alguna de las razones que llevan a esta insatisfacción.

Prevenir el ausentismo en tu compañía te permitirá ahorrar costes y aumentar tu rentabilidad, así que a continuación te mostramos 6 consejos que te permitirán hacerlo de manera efectiva:

1. Escribe una política de asistencia y comunícala

Deja por escrito las expectativas de la organización en cuanto a las asistencias y la puntualidad de los empleados; define qué significa una falta de puntualidad y cuántas ausencias no planeadas suponen un exceso.

Comunica la política a tus empleados y notifícales con quién deben contactar en caso de que deban faltar al trabajo. Asegúrate de que entiendan cuántas veces es aceptable faltar al trabajo y cuáles son las consecuencias de faltar demasiado.

2. Muestra a tus empleados que te preocupas por ellos

Muchas veces la falta de asistencia de tus empleados se debe a que están pasando un mal momento y aquí es donde debes hacerles ver que te preocupas por ellos. Dirígete a ellos, escúchales, mantén tus puertas abiertas para que puedan acercarse a ti siempre que lo necesiten e intenta apoyarlos siempre que puedas.

Esto no solo les ayudará a sentirse respaldados en un momento difícil, también se sentirán valorados por la compañía, lo cual es un factor determinante para un mayor compromiso.

3. Facilita la conciliación laboral y familiar de tus trabajadores

Esto es un factor cada vez más importante para las personas y todavía más con la entrada de la generación millennial en el mundo laboral. Está claro que el trabajo es muy importante, sin embargo, la vida personal fuera de él también. Si quieres que tus empleados se sientan felices y estén motivados en el trabajo no dejes que éste ocupe todo su tiempo; permíteles gozar de tiempo libre para dedicar a su vida personal.

Para ello es importante que seas consciente de la carga de trabajo que das a tus empleados. Si ves que alguno de ellos pasa demasiadas horas en la oficina debes reevaluar la cantidad de trabajo que le estás dando y reducirle la carga, de lo contrario acabará explotando y probablemente acabes perdiendo un buen talento.

4. Incorpora programas saludables

Tal y como comentamos en nuestro artículo anterior sobre las “Razones por las que invertir en la Salud de tus Trabajadores aumentará tu Rentabilidad”, hay una fuerte relación entre los programas saludables y la productividad. De hecho, numerosos estudios demuestran que las organizaciones con iniciativas saludables son las más efectivas y las que gozan de un menor ausentismo laboral.

Invierte en crear una cultura empresarial centrada en la salud e impulsa medidas que permitan a tus trabajadores tener un estilo de vida equilibrado. Te sorprenderá ver cómo reducen las faltas de asistencia en tu oficina.

5. Proporciona un lugar de trabajo agradable

¿Quién tiene ganas de trabajar en una oficina incómoda y poco agradable? Una excelente manera de fomentar las ganas de ir trabajar de tus empleados es proporcionarles un lugar de trabajo en el que se sientan a gusto.

Invierte en inmobiliario que facilite una ergonomía óptima así como en fruta fresca que permita que tus trabajadores puedan saciar sus apetitos y no tengan que consumir snacks poco saludable que sólo les aportarán una falsa sensación de saciedad. Estas pequeñas cosas pueden generar un gran impacto y te ayudarán a mantener a tus empleados contentos y orgullosos de trabajar en tu compañía.

6. Se flexible y muestra a tus empleados que confías en ellos

Pocas compañías demuestran confiar verdaderamente en sus empleados como para darles la responsabilidad de manejar su tiempo por ellos mismos. Esto se debe a que todavía existen mitos que defienden que darles la oportunidad de hacerlo hace que se relajen y no cumplan con las expectativas. Sin embargo, los hechos demuestran lo contrario.

Proporcionar horarios flexibles a tus trabajadores hará ver a tus empleados que confías en ellos, conseguirás aumentar su compromiso y verás aumentar su rentabilidad. Además, les permitirás gozar de un mejor equilibrio entre su vida laboral y su vida personal.

¿Mides el ausentismo en tu oficina? ¿Qué medidas tomas para disminuirlo?